BUSCADOR

BUENAS PRÁCTICAS AGRÍCOLAS (BPA)

Certificación de buenas prácticas agrícolas (BPA)

La gestión adecuada de los recursos utilizados en la producción agropecuaria sustentable permite la obtención de réditos económicos, sin descuidar la seguridad ni la calidad de los alimentos producidos.

¿Por qué certificar BPA?

Buenas prácticas agrícolas es la denominación genérica que reciben todas aquellas acciones que promueven la producción primaria de alimentos aptos para consumo humano, contemplando la sustentabilidad del sistema, el uso eficiente de los recursos y el manejo integrado de plagas y enfermedades. Los documentos normativos, ya sean oficiales o privados, apuntan a lograr un manejo adecuado de la producción en todas sus etapas.

A continuación, se detallan los beneficios de implementar y certificar BPA:

  • Asegurar la inocuidad del producto.
  • Disminuir el impacto ambiental.
  • Garantizar la trazabilidad.
  • Optimizar el uso de los recursos.
  • Aumentar el bienestar de los trabajadores.
  • Incrementar la seguridad en el trabajo.
  • Promover la capacitación.
  • Aumentar la confianza de los clientes.
  • Permitir un mejor posicionamiento.
  • Acceder a nuevos mercados.

GLOBALGAP

Se trata de un documento que, en principio, nació como exigencia europea al mundo, para luego ser adoptado por diferentes regiones como estándar de calidad. Se aplica a la certificación de frutas, hortalizas, cultivos a granel, flores y ornamentales, café, té, producción de leche y carne vacuna, ovina, porcina o aviar.

Los documentos normativos que conforman el esquema GLOBALGAP son tres:

  • Reglamento general
  • Puntos de control y criterios de cumplimiento
  • Lista de verificación

Norma IRAM 14110-1

La norma de BPA es aplicable a todas las producciones de origen vegetal destinadas al consumo humano, desde frutas y hortalizas hasta cereales y oleaginosas. Pone énfasis en producciones sustentables y aporta herramientas de gestión ambiental y de calidad.

Es de fácil implementación y fue desarrollada por actores de toda la cadena, profesionales y entidades del sector, que reclamaban una norma argentina que contemplara la realidad de los sistemas de producción nacionales.

La aplicación de BPA

Implica una herramienta fundamental para mejorar la gestión de los establecimientos productivos, genera un rendimiento sustentable y de calidad, y permite, a su vez, gestionar el control de proveedores de productos primarios para la industria alimenticia.

ENVIENOS SU CONSULTA