BUSCADOR

Jiménez Bonilla: “La certificación nos motiva a mejorar la calidad de los procesos y a ser más exigentes con los proveedores”

La Escuela Profesional de la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE) alcanzó recientemente la certificación de Buenas Prácticas de Manufactura. Entrevistamos a su asesor de Dirección para conocer los beneficios obtenidos a partir de su implementación.

 

04/04/2019

APPYCE es una asociación civil sin fines de lucro, que cuenta con más de 80 años de trayectoria, cuyos miembros son propietarios de pizzerías, pizzerías-grill, pastelerías, casas de empanadas, fábricas de tapas y discos para empanadas, fábricas de pre-pizzas, fábricas de churros y negocios afines. Su Escuela Profesional forma expertos en estas áreas, enfocándose en la inclusión educativa y laboral de las personas con discapacidad.

Así, recientemente, la Escuela obtuvo la certificación de Buenas Prácticas de Manufactura, lo cual les permitió optimizar sus procesos y procedimientos. Dialogamos con Luis Jiménez Bonilla, asesor de Dirección, para conocer más acerca de estas mejoras.  

-¿Cuáles consideran que fueron los principales beneficios que le aportó a la asociación el haber certificado Buenas Prácticas de Manufactura?

-Fundamentalmente, poder validar los procesos que ya llevábamos a cabo, mejorar algunos e implementar nuevos. Al mismo tiempo, nos ayudó a estandarizar todos los procedimientos y a establecer protocolos en aquellas áreas que no lo tenían.

-¿Qué procesos entienden que mejoraron sus resultados? 

-Entre ellos, podemos citar el control y seguimiento de la mercadería recepcionada, de los proveedores, y los procedimientos de limpieza, así como la validación de estos procesos mediante pruebas de laboratorio. Asimismo, observamos mejoras en la supervisión de la calidad de los productos alimenticios mediante dichas pruebas. 

-¿Tuvieron que incorporar capacitaciones para el personal? ¿En qué consistieron?

Efectivamente, incorporarnos diversas capacitaciones, entre las cuales podemos mencionar las siguientes:

•             Buenas prácticas de manipulación 

•             Manejo integral de plagas

•             Uso y dosificación de productos de limpieza

•             Implementación de un procedimiento operativo estandarizado de saneamiento (POES)

•             Mejoramiento de uso de materias primas

-¿Qué valor agregado consideran que aporta la marca IRAM?

-El valor agregado que aporta la marca IRAM es que nos ofrece un aval en los procedimientos de recepción, manipulación y producción que venimos llevando a cabo en la institución, lo cual nos brinda una ventaja competitiva frente a otras escuelas de gastronomía. Sin dudas, esta certificación nos motiva a mejorar la calidad de los procesos y a ser más exigentes con los proveedores.