BUSCADOR

La seguridad vial es un compromiso que debemos asumir entre todos

Frente a un tema de preocupación mundial, las organizaciones relacionadas al sector del transporte pueden realizar un aporte significativo a partir de la  implementación de un sistema de gestión de la seguridad vial. 

 

 

Según el último estudio difundido por la Agencia Nacional de Seguridad Vial en 2016 murieron 15 personas por día en todo el país debido a accidentes de tránsito. Sin dudas, se trata de una realidad compleja, que depende de múltiples variables, pero lo que es seguro es que los índices solo podrán mejorarse si todas las partes involucradas asumen el compromiso.

En ese camino, las organizaciones vinculadas a la industria del transporte se encuentran cada vez más abocadas a desarrollar y mejorar su sistema de gestión de seguridad vial (SGSV) mediante la incorporación de la norma IRAM-ISO 39001:2012, que resulta una herramienta de gran valor.

Este documento proviene de una norma internacional adoptada en Argentina que cuenta con la misma estructura de alto nivel que las normas IRAM-ISO 9001:2015 e IRAM-ISO 14001:2015, lo que la convierte en una norma fácilmente integrable a otros sistemas de gestión ya certificados.

Entre los principales beneficios de certificar la norma IRAM-ISO 39001:2012, se encuentran:

  • Mejorar la imagen y reputación de la compañía
  • Reducir el índice de siniestros
  • Disminuir el tiempo de respuesta ante siniestros
  • Generar confianza entre las partes interesadas
  • Incrementar el compromiso de los empleados y optimizar el entorno de trabajo

En este sentido, las organizaciones que deciden avanzar en la certificación están demostrando su compromiso con la seguridad vial y con la movilidad segura, percibiendo asimismo la ventaja competitiva que la certificación de esta norma conlleva.

Como instituto dedicado a mejorar la calidad de vida, el bienestar y la seguridad de personas y bienes, el desafío y compromiso de IRAM en ámbito de la seguridad vial es permanente, entendiendo que la norma IRAM-ISO 39001 representa un instrumento valioso para su consecución.

Qué dicen las organizaciones que certificaron su SGSV con IRAM?

Nuestra experiencia a partir de la certificación de esta norma está demostrando que reducir las muertes y lesiones graves es posible a través de la adopción de un enfoque de sistema seguro para la seguridad vial”, Ing. Cesar Hernán Di Lorenzo, Jefe del Centro de Control y Monitoreo Autopista de Buenos Aires S.A (AUBASA).

 “La implementación y posterior certificación de ISO 39001 nos impulsó a poner en práctica procedimientos de actuación ante emergencias y nos permitió alinearnos con los requisitos de nuestros clientes para quienes la seguridad vial representa cada vez más un aspecto fundamental durante las operaciones”, Fernando Macenco, Gerente de Operaciones de Eduardo Osvaldo Rodriguez S.R.L.

Mejoramos el proceso de Seguridad Vial profundizando los análisis de los siniestros ocurridos, logrando que surgieran acciones correctivas de fondo”, Lorena Magalí García, Coordinadora del Sistema de Gestión Integrado de AUSA autopistas urbanas.